Alberto Fernández ratificó que espera para diciembre la vacuna contra el coronavirus y que para marzo podrá aplicarse la de AstraZeneca

El Presidente habló del desarrollo que se fabricará en Argentina. Ratificó que espera que, en diciembre, llegue la Sputnik V de Rusia.

El presidente Alberto Fernández aseguró este miércoles que en marzo se podrá aplicar en Argentina la vacuna contra el coronavirus del laboratorio AstraZeneca junto a la Universidad de Oxford, que se fabricará en Argentina y México, aunque ratificó que espera para diciembre la llegada de la que desarrolla Rusia.

«La vacuna que se produce en la Argentina calculamos que va a empezar a poder darse a partir de marzo», aseguró Fernández durante una entrevista vía zoom con el dirigente chileno Marco Enríquez-Ominami,

De todas formas, el mandatario aclaró que el Gobierno espera para diciembre la vacuna rusa Sputnik V: «Tenemos diseñado que, desde enero en adelante, empecemos a vacunar a nuestra gente. Queremos que en marzo el riesgo de contagio se aplaque».

Ominami, fundador del Grupo de Puebla, es asesor y hombre muy cercano a Alberto Fernández. De hecho, gestionó los primeros viajes de Fernández a Bolivia, Perú, España y México.

La primera información había surgido en el diario chileno La Tercera, que publicó parte del reportaje en el que afirmaba que Fernández se había referido a la primera vacuna que llegaría a la Argentina, lo que generó confusión.

El propio Alberto Fernández aclaró en declaraciones al canal A24 que la información era errónea y que ratificaba que el país espera para diciembre y enero poder aplicar la vacuna rusa.

Días atrás, al anunciar el acuerdo con Rusia para comprar 25 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, el Presidente había hablado de «fines de diciembre» como una fecha probable para el inicio de la vacunación contra el Covid-19.

«Estarían en condiciones de darnos 10 millones de cada una de las dos dosis. Las podemos tener en diciembre acá y en los primeros días de enero podríamos tener, según me dicen, 15 millones de dosis más», detalló el mandatario en aquel entonces.

Hasta el momento, de las mas de 200 vacunas experimentales que se desarrollan en todo el mundo, 10 se encuentran en fase 3, la última parte de los ensayos antes de que sea autorizadas.

Este miércoles, la farmacéutica estadounidense Pfizer anunció este miércoles que su vacuna contra el coronavirus mostró una efectividad del 95% en un análisis final y sin problemas de seguridad.

La semana pasada, la empresa informó que su investigación, en conjunto con la firma BioNTech, había logrado 90% de efectividad, según el primer análisis intermedio de su ensayo de fase 3, la última etapa antes de pedir formalmente su homologación.

Las empresas explicaron que contaron 170 casos de infección por coronavirus entre los voluntarios que participaron en el ensayo: 162 infecciones ocurrieron en personas que recibieron placebo o inyecciones de solución salina, mientras que ocho casos fueron en participantes que recibieron dos dosis de la vacuna real. «Eso resulta en una eficacia del 95%», aseguraron.

El lunes, fue Moderna la que anunció una efectividad del 94,5%. También la Sputnik V de Rusia mostró 92% de eficacia, vacuna de la que Argentina ya acordó con el gobierno de Vladimir Putin la compra de 25 millones de dosis, lo que alcanzaría para vacunar a 12,5 millones de personas, ya que requiere de dos aplicaciones.

China, en tanto, tiene varios desarrollos avanzados, aunque aún ninguno fue aprobado oficialmente por organismos internacionales.

JPE

Comentarios de Facebook

Comentarios