Vacunatorio VIP: La provincia de Buenos Aires vacunó a decenas de estudiantes universitarios y militantes de menos de 30 años

Son jóvenes, muchos de La Cámpora y de otras agrupaciones K, que trabajan en los call center que armó el gobierno de Axel Kicillof en conjunto con 29 universidades nacionales.

La provincia de Buenos Aires organizó un operativo de vacunación a cientos de jóvenes estudiantes universitarios que trabajaron en tareas de telemedicina en call centers dedicados a la detección precoz de Covid-19. Así lo pudo confirmar Clarín de tres fuentes involucradas en el programa, que depende de la gobernación de Axel Kicillof pero del que participan universidades de toda la provincia y también la Universidad de Buenos Aires.

Según consta en la página del Ministerio de Educación nacional, la cartera sanitaria de la provincia de Buenos Aires realizó a mediados del año pasado una convocatoria a «universidades públicas con asiento en el territorio bonaerense para realizar el tele-seguimiento de casos confirmados y de contactos estrechos y el acompañamiento de grupos de riesgo como adultos mayores «.

​Muchos de esos jóvenes, que no cumplieron sus tareas de forma presencial y tampoco son personal de salud, fueron inmunizados en el último mes, con dosis de Sputnik V. La enorme mayoría de esos jóvenes tienen menos de 30 años, según precisaron las mismas fuentes.

Los centros de telemedicina establecidos por el Ministerio de Salud provincial funcionan en un gran número de universidades nacionales que se encuentran en territorio bonaerense , entre las que sobresalen la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), la de Tres de Febrero (Untref), la de Hurlingham (Unahur), la Arturo Jauretche (UNAJ); la de Lanús (UNLa); la del Oeste (UNO); la de José C. Paz (Unpaz); la de Lomas de Zamora (UNLdZ); la de Quilmes (UNQ); la de Almirante Brown (UNAB) y la de Mar del Plata (UNMDP).

​»Es la manera de irlos sumando a la causa», le dijo a Clarín un funcionario de una de esas universidades, sobre la presunta estrategia política de sumar adhesiones a futuro. La Cámpora, en ese sentido, es la agrupación kirchnerista que más ascendencia tiene dentro de los jóvenes que militan en los centros de estudiantes y que se prestaron a brindar servicios de telemedicina.

Clarín confirmó que al menos alumnos de universidades nacionales como la de Lanús y Quilmes, pero también estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, fueron vacunados.

Al menos 43 de esos jóvenes que trabajan en el centro de Exactas de la UBA, aseguró una fuente consultada, fueron vacunados. Ninguno figuraba dentro de la etapa correspondiente para ser inmunizado, ya que no eran personal de salud ni eran mayores de 70 años. Clarín pudo chequear que varios de ellos se retrataron en redes sociales recibiendo su dosis de Sputnik V. en algunos casos, las dosis se aplicaron esta misma semana, luego de que se conociera el escándalo del Vacunatorio VIP.

Este diario se comunicó con funcionarios de Exactas, que dirige el decano Juan Carlos Reboreda. Ellos mismos sostuvieron que se encargaron de la selección de personal y de la disposición de los espacios. Remarcaron, también, que «las directivas y coordinación de las acciones están a cargo del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires». El intento por conversar con Reboreda de manera directa para tener mayores precisiones fue infructuoso.

Desde Exactas también dieron detalles sobre el convenio cerrado con la Provincia. En el mismo se explica que, aun siendo estudiantes de carreras que no tienen vinculación al ámbito sanitario, «los y los operadores / as tienen como tarea realizar la detección precoz de los casos de Covid-19 y el seguimiento telefónico de contactos estrechos en el centro de prevención». Se destaca, también, que «dicho convenio prevé la asignación de estipendios para ambos roles».

Una situación similar en cuanto a la vacunación de alumnos universitarios incluidos en este programa se dio en las universidades de Lanús y Quilmes, según pudo constatar Clarín. En Lanús, encumbradas fuentes de la casa de estudios le confirmaron a este medio que el personal a cargo de telemedicina fue vacunado por completo. Pero marcaron diferencias respecto a Exactas al explicar que «son voluntarios que tienen hasta el tercer año de enfermería completo y completaron cuatro módulos de capacitación». Ninguno cumplía tareas de personal de salud en hospitales o centros médicos, por lo cual no debieron ser vacunados en esta instancia.

En Quilmes también se vacunó a estudiantes de la universidad, según pudo constatar Clarín. La búsqueda de candidatos para el voluntariado, que podía provenir de cualquier carrera, tenía como condición que fueran menores de 40 años, no tuvieran factores de riesgo para su salud y no convivan con personas mayores de 60 años. Desde la Universidad de Quilmes evitaron hacer comentarios al respecto. Entre todas las casas de estudio que vacunaron jóvenes según pudo confirmar Clarín, la cantidad de inmunizados supera los 100, pero esa cifra sería mucho más alta porque en el plan trabajaron 26 universidades más.

Comentarios de Facebook

Comentarios